La Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), celebra un aniversario más de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, hecho histórico que resaltó la grandeza de los valores revolucionarios de nuestro pueblo hacia la búsqueda de la igualdad social y la incorporación de sectores que fueron históricamente marginados por el sistema que imperaba en la dictadura del somocismo.

A 37 años de esa gran gesta que significó la Gran cruzada Nacional de Alfabetización, mantenemos intacta la memoria histórica de esas generaciones de revolucionarios que con fusil en mano liberaron a nuestro pueblo de la opresión y luego con lápices y cuadernos combatieron el analfabetismo, reafirmando un profundo interés y conciencia social por la patria. Esta gesta puede resumirse en tres palabras “amor por Nicaragua”.

Sólo un gesto acuñado de amor por la patria puede lograr una victoria tan contundente contra el analfabetismo, cuando se liberó a nuestro país de la dictadura del somocismo encontramos un pueblo empobrecido de conocimiento y de educación, más del 52 % de la población estaba sumida en el analfabetismo, estadísticas que favorecían al sistema de la dictadura en su nefasta disposición de mantener dormida la conciencia del ciudadano de la época. Para sorpresa del mundo en menos de un año se redujo a un 12%, esto reafirmó no sólo el éxito de la Cruzada sino el esplendor por el bien común que impulsó la Revolución Sandinista.

La proeza de esa generación de revolucionarios recayó precisamente en su gran entusiasmo, su dedicación y disposición por entregar su conocimiento en nombre del bienestar del pueblo, valores que desde antes de la Revolución nuestro General de hombres libres Augusto C. Sandino ya pregonaba en las montañas en su afán de alfabetizar a sus compañeros de guerrilla y esos mismos ideales fueron reafirmados por Carlos Fonseca Amador con aquella sencilla pero significativa frase “..y también enséñenles a leer”.

El significado de la CNA trascendió las fronteras habituales y se trasladó hasta espacios distantes de nuestra geografía, siendo prioridad la educación y la enseñanza como un valor universal que traspasaba fronteras culturales, religiosas, étnicas y lingüísticas, el 30 de septiembre de ese mismo año comenzó la alfabetización en inglés criollo, miskito y sumo haciéndonos partícipes de nuevas realidades culturales y por supuesto reafirmando el compromiso que tenía el gobierno revolucionario hacia el respeto de la multiculturalidad en todas las expresiones existentes en nuestro territorio.

Fue una tarea épica, no fue fácil pero lo principal estaba, la voluntad, el amor y el espíritu revolucionario como detonantes en la conciencia de esa generación. Se capacitaron 180,000 personas en la etapa inicial, luego se dispondría un sistema de réplicas de conocimiento donde el alfabetizado tendría que enseñar o reforzar lo ya aprendido a otra persona con menos grado de conocimiento. Ya desde octubre del 1979 se comenzó a formar el Ejército Popular Alfabetizador (EPA), inspirados en la guerrilla de liberación, también se organizaron los Guerrilleros Urbanos de Alfabetización (GUA) y las Milicias Obreras Alfabetizadoras (MOA) , igualmente se integraron brigadas de Salud, Cultura y de Rescate Histórico .

Es un hecho histórico que el mundo vio con admiración y respeto, esta acción fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) con la concesión de la distinción Memorias de la Humanidad en el 2007. Anteriormente había recibido el reconocimiento de la Unesco en 1981 con el otorgamiento de la medalla Nadezhda Krúpskaya.

El dia de hoy se inaugurará el Monumento Héroes y Mártires de la Cruzada Nacional de Alfabetización a las 3:00 p.m. de la tarde, Contiguo al Parqueo del Pabellón No. 02 del Recinto Universitario “Rubén Darío” de la UNAN-Managua, donde se destacará la participación de personalidades de la Comunidad Universitaria, dirigentes estudiantiles, presentaciones culturales, entre otras.