¿Cómo ha incidido la Revolución Cubana en Heidy Villuendas? ¿Cómo se articulan esos valores con los de la  OCLAE?

Yo soy parte de una generación que ha nacido en la Revolución Cubana,  igual que miles de jóvenes estudiantes  cubanos,  cabe mencionar que estos principios  revolucionarios  están en total coincidencia con los principios fundacionales de la OCLAE, no es coincidencia tampoco que esta haya nacido en Cuba en 1966 en el marco del IV Congreso de Estudiantes Latinoamericanos y Caribeños. Esto no hubiese sido posible sin el genio y la visión política de Fidel en aquel momento, con 40 años ya había impulsado el fortalecimiento del Movimiento Estudiantil en América, sedimentado en los principios de la solidaridad, la unidad y el antiimperialismo, que es la bandera indiscutible de lucha de  la Revolución Cubana ante su pueblo y el mundo.

¿Qué opinas respecto a la inclusión de la mujer en  el Movimiento Estudiantil latinoamericano?       

Bueno si analizas la historia puedes ver que de  25 presidentes que hemos existido al frente de la OCLAE, solo 5 somos mujeres, eso también es un reflejo de la propia sociedad en América Latina y el Caribe, hemos venido cambiando por supuesto, el  protagonismo de la mujer a lo largo de la historia ha sido visible dentro en Movimiento Estudiantil, tanto hombres como mujeres han estado a la vanguardia de las luchas sociales en América Latina y dentro del mismo Movimiento Estudiantil y en ese mismo entendido se ha visto un cambio en la propia directiva de las organizaciones miembros del continente, hemos recibido con mucho agrado que la representación del nuevo Ejecutivo de la  UNEN ante la OCLAE, pues es una mujer, el cambio se viene desarrollando en América Latina y el Caribe y también dentro del Movimiento Estudiantil y así tendrá que seguir siendo, aspirando a un mayor protagonismo de la mujer en todos los procesos de lucha.

¿Cuál es el legado que deja el Comandante Fidel al Movimiento Estudiantil latinoamericano?

Fidel es uno de los artífices de la fundación de la OCLAE, cuando era apenas estudiante de derecho en la Universidad de La Habana  ya en 1948 estaba participando en un encuentro de estudiantes que tuvo lugar en Colombia y que coincidió con el bogotazo, en ese momento ya se estaba pensando la articulación y organización del  Movimiento Estudiantil,  el joven Fidel Castro estaba pensando junto con otros estudiantes del continente precisamente en esa articulación.  Luego  vinieron los primeros congresos latinoamericanos de estudiantes  y es hasta el cuarto congreso que se constituye la OCLAE, Fidel visionaba a la juventud no como el presente sino como el futuro y  la garantía de continuidad de la  Revolución, nosotros decimos en Cuba que Fidel no murió en noviembre, porque él sigue multiplicándose en cada uno de nosotros, el mejor homenaje que podemos hacerle es no dejar morir sus ideales, enfocados cada día en velar por un mundo mejor, cada vez mas antiimperialistas, mas humanistas y velando por una sociedad más justa para todos.

 ¿Cuáles son las luchas  en común que tienen todos los movimientos estudiantiles de la región?                     

Sin lugar a duda  son más los elementos que nos unen a todos en América Latina, que los que podrían dividirnos, y esto es una fortaleza que se ha venido logrando a partir de la articulación que existe a través de la OCLAE , pues es una plataforma de encuentro y planificación en la articulación del estudiantado en la región. Definitivamente el eje transversal de la lucha de todas las organizaciones que integran la OCLAE es la defensa por la educación pública gratuita y de calidad, entendiéndose la educación no como una mercancía si no como un deber del Estado y un derecho humano en pro del desarrollo de la sociedad y del ser humano no como una mano de obra para el capital si no como un ente capaz de pensar por sí mismo y entender la realidad que vive y transformarla.

Recientemente la UNEN eligió a su nueva representante ante la OCLAE. ¿Cuáles son tus expectativas respecto a su nueva ejecutiva?

Cada vez que ha ocurrido un relevo dentro del Secretariado Ejecutivo, inclusive dentro de la presidencia de la OCLAE,  uno de los principales propósitos que nos hemos trazado es que no sea una ruptura, si no que sea la continuidad de todo un trabajo realizado, por lo tanto Rosalía ahora tiene responsabilidades importantes,  es una Secretaría Ejecutiva que implica sacrificio, responsabilidad y seriedad. Siempre debemos aspirar a mantener la unidad, la articulación y  la solidaridad pues somos un equipo de trabajo y que la OCLAE no funciona sin el funcionamiento de su organizaciones miembros,  por tanto hay que fortalecer cada vez más el trabajo y el accionar desde la propias organizaciones miembros, lograr que se conozca y se visibilice el operar del Movimiento Estudiantil al interior del estudiantado en América Latina y el Caribe.

¿Cómo visionas el Movimiento Estudiantil en América Latina de aquí a algunos años?

Decía Allende, “Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción biológica”, como organizaciones de importancia en la región debemos hacer lo mas que podamos hoy pensando en el mañana, y aunque avancemos y conquistemos nuestras luchas con seguridad habrá otra después, debemos seguir perfeccionando y mejorando nuestra sociedad, garantizando el propio desarrollo de nuestros pueblos. El Movimiento Estudiantil tiene que estar  cada vez más unido, en permanente comunicación y solidarizándose con las luchas de los países de la región, porque definitivamente somos América, esta es nuestra América.

¿Aspira Heidy a dejar un legado dentro de la OCLAE?   

No tanto como presidenta sino más bien como un colectivo de trabajo, que la dirección de la OCLAE logre encauzar los propios acuerdo del Congreso finalizado,  que se puedan retomar los postulados de la Reforma de Córdoba de cara su centenario, que podamos celebrar el homenaje al guerrillero Heroico en el 50 aniversario de su caída con una especie de caravana donde participen estudiantes de distintos países y nos encontramos todos en Bolivia. Debemos desarrollar propuestas sobre la educación que existe en nuestra América, la educación que necesitamos y presentarlas en la conferencia Regional de Educación Superior que va a tener como sede Córdoba, Argentina  en junio 2018. Considero hay muchas luchas, por ejemplo el retroceso de algunos países hacia gobiernos neoliberales, parte de la coyuntura actual a la que nos enfrentamos, de ahí el deber de actuar con beligerancia, unidad,  articulación y  solidaridad, principios que han estado presentes en la OCLAE a través de este medio siglo de existencia.